11 agosto 2010

10/08/2010 - Che, se me fue la pinza....

Sali de trabajar, era un dia horrible, estaba cansada, fisica y emocionalmente. Ayer fallecio la madre de un amigo y un buen compañero y , sin ser comparable a ese dolor, curre unas 9 horas. Antes de llegar a casa, busque la compañia de quien ultimamente me da la paz. No podia. Agobiada por llevarle dando vueltas a la cabeza todo el dia, decidi dejar mi bolso, cambiarme, cojer la cartera y acercarme al chino de la esquina a comprar una alfombrilla para la bañera.

Estaba eligiendola, cuando escuche como dos argentinos regateaban con el dueño del todo a cien, chino por supuesto. Me parecio una escena muy comica, por la gracia de los argentinos y por lo ridiculo de la situacion dentro de mi dia caotico. Pagaron y salieron de la tienda, no sin antes llevarse un descuento en su compra porque segun ellos "en España estais en rebajas"... Vamos, por el morro.

Yo sali con mi alfombrilla nueva y me encontre de bruces con dos chicos de 26 años, perdidos, con unas maletas como yo de grandes y muy muy cansados. Uno de ellos, con su acentillo argentino me pregunto por la estacion. Le dije que estaba cerca, pero que donde pensaban ir tan cargados. Me contaron una pelicula de indios y vaqueros, la verdad es que si era cierto, era una odisea lo que habian sufrido los pobrecillos y donde habian acabado.

Se me fue la pinza, les dije que si tenian sed y ellos me dijeron que si, a si que propuse a mis nuevos conocidos una cerveza en una terracita. Dejamos las maletas en mi casa en un momento y sentados en la tipica terraza de verano me contaron todas sus historias. Me rei, me olvide de todo, me senti feliz... era tan comodo ayudar a dos personas desvalidas mientras ellas agradecian todo el rato lo que intentaba hacer por ellos. Me contaron que iban en tren a Alcala, que tenian que cojer unas llaves y luego irian en tren hasta Atocha para salir al dia siguiente a Oviedo, que es donde llevan 7 años viviendo... me ofreci a llevarles, total no queria quedarme en casa, ni sola, ni perder ese momento .... hicimos el viaje, recogimos las llaves, les lleve a la estacion, me dieron el telefono y yo el mio y nos despedimos con un hasta pronto.

Entre tanto me que quede en Alcala tomando algo con Manu, que como vive alli, asi ya aprovechaba el porte (que de empresa me ha quedado esto, ni que mis nuevos conocidos fueran paquetes y yo una agencia de transportes). En esto esta yo cuando recibi un sms dandome las gracias y dicendo que se quedaban a dormir al final en un hotel de Alcala, que si necesitaba algo les llamara y que si queria cenar o tomar algo tambien. Total que a Manu, que tampoco se le va la pinza y creo que le dio un poco de envidia sana mi aventura , se le ocurrio que porque no quedabamos y les enseñabamos algo de la ciudad.

Y alli estuvimos, hasta la 01:00h de la mañana con dos argentinos recien conocidos, majisimos, cenando y riendonos hasta la hora de marchar.

Me quedare con ese recuerdo, porque evidentemente no todo es tan bueno siempre, pero es mejor apuntar y recordar solo lo divertido para asi no olvidarlo jamas. Estoy segura de que ellos no olvidaran a ese "Angel que les cayo del cielo" como dice Rolo ( o Lolo para mi :) ) y yo no me olvidare de ellos...

Fue una tarde noche distinta, y de eso se trata.... de vivir.


No hay comentarios:

El tiempo en Coslada...