21 septiembre 2010

La Tortuga y el Caracol ... [ 1º PARTE ]

Habia una vez un pequeño Caracol, simple como todos los Caracoles, pero con un enorme corazon que lo distinguia de los demas.

Nuestro amigo Caracol iba un dia arrastrandose por el camino que seguia todos los dias, cuando de repente, boca abajo a dos metros del camino, vio una Tortuga enorme boca arriba. La pobre, no hacia mas que patalear sin sentido para intentar darse la vuelta y proseguir su camino, pero ,a pesar que lo intentaba con todas sus fuerzas, no lo conseguia.

El Caracol, conmovido por aquella imagen, decidio acercarse he intentar ayudarle.

En el reino animal, todos saben que las tortugas son malas con los Caracoles,aun asi, nuestro Caracol decidio arriesgarse.

Se puso a caminar hacia ella, lento, muy lento... y como sabia que no era facil el camino, decidio gritarla para hacerla saber que estaba ahi, que iba en su ayuda. La Tortuga le escuchaba, pero no sentia fuerzas ni para hablar, ella queria salir sola de alli, no queria la ayuda de nadie. Solo queria sobrevivir.

El Caracol llego una hora despues a la altura de la Tortuga e intento hablar con ella:

C-¿Que te ha pasado?
T- ¿Pues no lo ves? Marchate.
C- ¡Quiero ayudarte!
T- Pues si quieres ayudarte vete, te lo agradezco, pero no puedes hacerlo ahora.
C- ¿Por que no quieres contar con mi ayuda?
T- Porque no es el momento

Despues de mucho pensarlo, el Caracol sonrio y dijo lo unico que se le ocurrio;

C- Vale, pues me ire alli, a aquel arbol y si quieres solo tendras que llamarme para que te intente ayudar. Cuenta conmigo, me da pena como estas. No pareces merecerlo.
T- Gracias, si te necesito ya te llamare .

Pasaron las horas y el Caracol empezo a preocuparse por la tortuga, no la veia reaccionar, ni moverse, ni dar señales de vida. Hasta que, de repente, cuando el caracol ya habia perdido la esperanza, la Tortuga lo llamo:

T-Caracol, ¿puedes venir a acompañarme?
C- Por supuesto, como te dije, aqui estoy para ayudarte.

Y el Caracol fue despacito, no sin antes cojer algo de comida que habia encontrado cerca del arbol, hasta la tortuga entristecida. Cuando llego a su altura, intento levantarla por todos los medios, con todas sus fuerzas y recursos, pero parecia imposible darle la vuelta y que volviera a su ser. Entre tanto , pararon a comer y contarse cosas de sus vidas, aun parecidas en algunas cosas tan distintas en otras. Ambos animales estaban tremendamente tristes y solos. Poco a poco, el Caracol empezo a encontrarse muy a gusto con la tortuga. Esta tambien lo hizo a si y juntos empezaron a intentar luchar por sobrevivir.

En uno de los intentos del Caracol, la tortuga se dio la vuelta. Tremendamente agradecida, la Tortuga abrazo, salto, sonrio y canto con el Caracol. El cual se sentia muy feliz por compartir todo eso con ella.

Cuando el sol se fue la Tortuga cambio radicalmente, se puso seria y dijo que lo que habia entre ambos no podia ser. Ella no creia estar preparada para un Caracol, el era mas joven que ella, todo el reino animal estaba en contra. Y ella se marcho.

Nuestro pequeño Caracol, agacho sus cuernecitos, se sintio peor, y se dio cuenta de lo que pasaba, habia perdido la unica oportunidad en su vida de ser feliz....

...Y asi fue como el Caracol se enamoro de la Tortuga....


(Continuara)
Sahe

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante

Anónimo dijo...

Y la segunda y última parte?

Susana dijo...

Es que aun no se si la Tortuga se enamorara del Caracol, si se le comera o si simplemente nunca mas se volvieron a ver....

El tiempo en Coslada...