04 enero 2011

Feliz 2011...

Los intentos por desvanecer la niebla que nos rodea se han truncado una vez mas. A veces, en la vida, cuando paramos un segundo y nos ponemos a pensar ocurren cosas como estas, a veces y solo a veces nos damos cuenta de lo gilipollas que nos hemos vuelto y que con el tiempo, hemos retrocedido para apaliar nuestras penas, para convencernos a nosotros mismos que todo va bien sin ir, que todo esta en su sitio cuando no lo esta. A veces nos acordamos con nostalgia de nuestra pequeña burbuja infantil, en la que todo estaba acolchado por el calor de los demas. Pero cuando creces, cuando te pones a pensar, te das cuenta de que nada de eso existe, que nuestro futuro es incierto, que faltan ganas de respirar.

Cuando vuelves a la realidad, despues de ese mudo pensamiento, intentas acallar tus voces interiores con drogas, alcohol e incluso con sexo, para convertirte en lo que no eres, en lo que tanto detestas, un objeto. Y a veces, solo a veces, te acuerdas de que lo que te hace feliz es alguien que te quiera, que te de cariño, abrazos y besos sin censura, que te trate bien, que te haga sonreir. Alguien con quien tomar unas cocacolas, alguien con quien pasear por un parque, con quien ir al cine o hacer las compras de navidad.... y a veces te das cuenta que nada de eso existe en tu vida, que el ser humano es egoista y egocentrico por naturaleza, que solo nos preocupamos de nuestras necesidades y nunca de cubrir las de los demas ... y a veces, solo a veces, gritas y lloras y cuando te has cansado ya de gritar ves que lo que has gritado no es mas que el eco de tu soledad.

Y a veces, haces de tripas corazon, sacas al comercial que llevas dentro, sonries como todos quieren que lo hagas, apartas de un plumazo la amargura de tu voz y te resignas a ser la sombra de lo que los demas quieren de ti, de esa gran persona, ese gran trabajador, que nunca pide nada, que nunca tiene problemas, que es fuerte, que da consejos, que es maduro, que respeta las necesidades de los demas, y finjes que todo esta bien sin estarlo, que contigo se puede contar.

A veces, solo a veces, suspiras, en silencio, pero por necesidad.

Feliz 2011, otro año mas que malgastar.

No hay comentarios:

El tiempo en Coslada...