20 febrero 2011

Bonito fin de semana...

Todo empezo con un ramo de rosas y unos petalos encima de la cama, luego prosiguio con una noche de descanso, abrazados, no necesitamos mas. El sabado comenzo igual, con cariño, con tranquilidad, con un beso, con una ducha de agua templada, con una comida increible en mi restaurante favorito "El Rodiccio" y con una siesta divertidisima. Luego nos separamos, cada uno a sus tareas, su vida, su necesidad de espacio. A la noche volvimos a encontrarnos, como dos gatos, el vino a mi y yo a el, como nos necesitamos, vimos un rato el futbol debajo de casa y cenamos algo, luego subimos y nos cambiamos, era hora de dar un paseo por el pasado, por mi antigua vida, por mi local favorito, sobre todo para despedirme de mi Gemita, lo acepto, vino tranquilo y paciente aunque se que le hubiera encantado descansar. Luego fuimos a dormir y esta mañana nos levantamos para comer, comer en el cesped, en una manta, un rico pollo asado con ensalada de pasta y luego dormir, dormir una siesta al calor del invierno... hasta despertar para ir a tomar un Moka Blanco con Chocolate Blanco por encima.... me ha ayudado despues a hacer la mudanza, es increible y despues nos hemos separado otra vez, para tener nuestro espacio. Despues de todo aqui estoy otra vez, me ha hecho una riquisima cena de esparragos trigueros con queso y jamon fundidos al horno y una estupenda ensalada del Chef, y luego va el tonto y me pregunta... ¿Pero como narices no te voy a querer? ... Firmo todos los fines de semana de mi vida con tanta dulcura, tan poca tristeza y tanto calor humano. Eres increible y te apoyare en tu master porque se que puedes lograrlo, porque se que te esforzaras para ser mejor y eso me hace muy feliz, eso, quererte, que te quieras y contigo disfrutarlo. Buenas noches osito..

No hay comentarios:

El tiempo en Coslada...