27 mayo 2011

DANI

Hace muchos años una amiga nos dijo que la acompañaramos a ver a su chico, que asi nos lo presentaba. Recuerdo que a mi no me hizo mucha gracia, me jorobaba mucho tener que ir como una oveja detras del rebaño. En ese rebaño,ella era siempre el pastor. A si que como buen rebaño acabaron llendo todas donde la pastora queria y yo, porque ese dia no tendria ganas de revelarme o porque tenia curiosidad por saber quien estaba con ella, fui. 

Cuando llegamos a la tienda de pinturas, que fue donde trabajaba el chico, recuerdo que todas alucinamos. Nos lo presento y charlamos brevemente con el. Todas nos volvimos despues y dejamos a la parejita alli. Recuerdo los comentarios del camino, los obvios, preguntas como ¿Como puede estar con ella? ¡Que pedazo de tio! ¡Seguro que es un prepotente o que la pone los cuernos en dos dias! .... Eran comentarios de niña inmadura y envidiosa , en los cuales me incluyo.

El tiempo paso, la historia con ella acabo, no recuerdo porque, pero el tiempo nos cambio a todos, yo deje de salir con esas personas y creci.

Cuando era mas mayor, en mi nueva vida y en el lugar donde todos los fines de semana iba a disfrutar con mi entorno, le volvi a ver.

Pense que jamas me saludaria, pense que jamas se acordaria de mi. Idiota. Le mire, me miro. Me sonrio y me llamo para que me acercara. Fui y me dijo "¿Que tal Susana? ¡ Casi ni te reconozco! ¡Como has cambiado! "... yo sonrei, increiblemente se acordaba de mi... me alegre mucho de sus comentarios, me alegre de que me diera cuatro besos y que me diese su telefono para quedar un dia y vernos mas tranquilamente.

Pasaron meses hasta que quede con el, para entonces nuestra vida habia pegado otro cambio, el habia dejado su relacion y yo la mia. Recuerdo que le recogi y estaba muy nerviosa, no porque pensase que iba a pasar algo entre los dos, si no porque iba a conocer realmente a esa persona, desde el punto amiga, no desde el punto amiga de su chica. Eso me gustaba. Me gustaba tener un amigo asi. Cuando le deje en casa conclui que me habia equivocado rotundamente con el. Era una persona increible, que lo estaba pasando tan mal como yo.

Prometimos volver a quedar y meses despues llego el momento. Un sabado a las 12h comenzo todo. Tomamos una, otra, otra y otra. Nacio la maraton. Reimos como hacia tiempo yo no lo hacia y me di cuenta que mi vida habia cambiado de nuevo.

Dos meses despues, ahora, pienso que una de las mejores cosas que he hecho en mi vida es acompañar a esa pastora a conocer a su chico. Porque ese chico es uno de los mas especiales que he conocido en mi vida.

Es una increible persona. Podria definirlo como una persona tremendamente adulta, tremendamente responsable, increiblemente buena. Se que puedo contar con el, se que muchas chicas me envidiaran por estar cerca suya, pero me envidiaran por lo obvio, por lo fisico... esa envidia es una idiotez comparada con lo que tengo en realidad. No tengo un amigo que este bueno, que sea guapo, que tenga los ojos verdes. Bueno si, lo tengo. Pero eso no es lo importante y envidiable. Lo que a mi me importa es que tengo un amigo que es capaz de preocuparse por mi, que es capaz de ofrecerme su ayuda, que es capaz de sacarme una sonrisa... un amigo con el que tengo la complicidad de lanzarle una mirada y saber que esta entiendome perfectamente. Un amigo que no critica mis actos, si no que los valora y objetivamente me da su opinion, un amigo que me aconseja por mi felicidad, no por su beneficio. Un amigo con el que se puede contar siempre.

Soy una privilegiada porque le tengo cerca, simplemente porque sin el esto no seria igual, porque se ha convertido en una pieza mas de mi puzzle, porque sin ella el puzzle no seria bonito ni perfecto, porque le he cogido tanto cariño que solo le deseo la felicidad que la vida pueda darle, solo le deseo que cuente conmigo para todo y siempre, porque creo que es lo minimo que puedo ofrecerle.

Y ahora, como diria mi abuela "Bendita la mujer que se lo lleve, porque junto a el, se sentira una reina".

Yo, por mi parte me llevo mi pedacito de el, suficientemente especial, que es tenerle como amigo... y ese, espero jamas me lo pueda quitar nadie.

La vida me ha hecho pocos regalos, algunos de ellos en forma de persona, y Dani es sin duda, uno de los mejores regalos que me han tocado.

¡GRACIAS POR EXISTIR!
GRACIAS POR TODO ESE CARIÑO,
POR ESOS ABRAZOS,
POR ESAS PALABRAS ME REGALAS,
¡ERES ENORME AMIGO!
¡TAN GRANDE COMO TU CORAZON!
¡TE QUIERO MUCHO DANI!

Se que es poco para lo que merecias pero es que comprende que toda tu grandeza no cabe en esta entrada ni en ningún lado de la blogsfera. Un abrazo amigo.

No hay comentarios:

El tiempo en Coslada...