29 junio 2011

Hombres... ¿Manual de instrucciones?

No. No existe tal manual. Son una especie excepcional.  Llevo toda mi vida rodeada de ellos. Ya desde la guarderia mi madre decia que su hija no tenia amigas, tenia amigos. Es cierto, siempre he tenido amigos. Mis dos amigos mas antigüos son gemelos, chicos por supuesto, vivian encima de la casa de mi abuela, donde yo vivia con mi tio que fue como un hermano para mi. En el colegio mientras las niñas jugaban con las barbies y con las cartas de cambiar, yo me entretenia jugando a liebre, las chapas, las canicas y el futbol con los chicos. Por las tardes me iba al parque con ellos  tambien mientras las otras se sentaban en un banco suspirando por su compañia.

Desde muy pequeña muchas mujeres me envidiaron y me odiaron por esa facilidad y esa posicion cercana hacia ellos.  Solo he conseguido 3 o 4 amigas buenas a lo largo de mi vida. Es triste, pero no para mi.

Luego me fui a vivir con mi padre, sin un nucleo femenino familiar es todo muy distinto. En esa epoca me heche un novio con el que estuve 5 meses. Creo que fue mi primer novio estable. Antes de eso yo salia con mi mejor amigo, Raul, y nos juntabamos con 10 o 12 chicos (hombres) mas para irnos de fiesta. A las chicas no se las dejaba salir hasta tan tarde. Pero yo no era una chica comun. Nunca lo fui, nunca lo sere.

Despues de dejarlo con el chico de los 5 meses, a las dos semanas excasas conoci a la persona quizas mas importante de mi vida hasta ahora, Roberto. Estuve 4 años con el y practicamente los 4 años dividiamos el tiempo entre salir en plan parejita y salir con sus amigos (sin chicas, como siempre). Ibamos mucho a un pub de mi barrio, en el cual hice amigOs tambien. Solo Gema, la hermana de los camareros, consiguio tener algo parecido a una amistad.

En esos tiempos, coincidiendo con empezar la relacion mas larga de mi vida hasta ahora, me puse a trabajar. Obviamente con las chicas no consegui mucho, pero hice buena miga con algunos de los hombres de mi empresa. Me gusto el mundo comercial, elegi dedicarme a ello y entre sin saberlo en un sector ideal para mi, un sector en el cual las mujeres se cuentan con los dedos de las manos y los hombres son tan abundantes como el agua en el mar. Si hablase en porcentajes creo que estaria asi: 90% hombres / 10% mujeres .

A los 4 años finalizo mi relacion, por culpa de ambos, claro. El lo paso mal y yo lo pase mal. El se refugio en una chica y yo me acomode a otro chico. Manuel supuso para mi cruzar la linea, entender cuando algo acaba y otra cosa nace. A los 9 meses estaba plenamente enamorada de el. Me dejo, el no estaba preparado, seguramente yo tampoco. El caso es que esos 9 meses los vivi junto a el, mis compañeros hombres y los amigos hombres.

Cuando se termino me quise morir, prometo que no lo he pasado tan mal en mi vida, dado que Roberto y yo lo dejamos cordialmente y cariñosamente. Hoy en dia aun les tengo un cariño especial a ambos, aunque sepa que ya son parte del pasado.

Me volvi a vivir con mi padre (llegue a irme a vivir con Roberto el ultimo año de estar juntos). Y entonces conoci a mis chicos, los hombres que actualmente comparten mi vida.

Aprendi  a querer a Miko, a cojerle cariño a sus imperfecciones a traves de sus esfuerzos por ser mejor dia a dia. Me gusta, me convence, me hace sonreir, nunca se rinde, es un luchador y ganara lo que se proponga y yo espero que conservemos la amistad durante muchos años para verle triunfar.

Aprendi a  querer a Nico, a sorprenderme con sus cosas, aprendi a volver a reirme con el, a quererle, porque Nico es como mi mejor amiga Raquel, que si no la quieres lo suficiente nunca podras entenderla. Le valoro mucho y es por eso que espero que el pueda darme esa categoria de amiga sin mas.

Aprendi a querer a Dani, ese pequeño bombon de ojos verdes que me enseño que se pueden llevar los años por dentro y por fuera aparentar ser un veinteañero increible. Dani es de las personas mas excepcionales que he conocido y me siento muy orgullosa de el.

Aprendi a querer a Fer, como no, mi pequeño gran hombre, el cual al contrario que Dani, encierra en su cuerpo y mente adultas unos ojos azules que radian inocencia, unos ojos que miran al mundo con sorpesa, con ganas de vivir...

Nunca he entendido porque la gente tiene tan poco valorados sus ojos, si son el cristal a traves del cual se puede ver el alma de una persona. Amo los ojos de Fer, son ojos de lealtad, cariño, comprension que, acentuados por las arrugas propias de la edad, rebosan y me transmiten la tranquilidad que necesito.

Y despues de ellos, muchos otros hombres coronan mi vida, muchos comparten momentos, otros muchos comparten dias, horas, me hacen reir, me hacen soñar, me hacen crecer.

Y despues de conocer a tantos y tantos hombres a lo largo de mi vida, he llegado a la conclusion de que no hay un modo de empleo, ni de uso, ni de actuacion. Cada uno es diferente a su manera.

El tiempo en Coslada...